Cuando la lesión aparece: Debo correr o no???

En la actualidad, somos muchos los que hemos optado por llevar una mejor calidad de vida y elegir algún deporte que nos satisfaga y nos enseñe de qué somos capaces. Dentro de ésta elección, estamos nosotros: LOS LOCOS QUE CORREMOS!!

Correr hasta hoy, ha sido uno de los deportes más accesibles para cualquier persona, pues solo se necesita un par de tenis, un parque, pista o montaña y lo más importante: DECISIÓN para alcanzar el objetivo planteado.  Pero ¿qué pasa? cuando tienes el objetivo, las ganas, la dieta, el número asegurado, el entreno perfecto…  y de pronto ZAZ!! una lesión aparece! Por su puesto que lo primero que pensamos es: “pase lo que pase, no abandonaré mi objetivo” , pero mientras más corres, más duele, mientras más tiempo dejamos pasar, más se agrava la situación, o lo que es peor, hacemos caso omiso a nuestro cuerpo, nos lanzamos a la pista con todo y lo único que obtenemos es un objetivo frustrado y mal alcanzado!!!!….

Es entonces cuando viene la GRAN duda: si tengo lesión (por mínima que parezca) debo “Correr o no correr”? Esa es la cuestión… Para mí, en mi experiencia, lo mejor es decir NO, pues cuando no te atiendes, las lesiones avanzan, el cuerpo compensa de otras formas y terminas parando por mucho tiempo y en ocasiones, ya no regresas.  Debemos pensar que si hicimos un cambio de vida, fue para estar mejor, lo cual significa estar sanos en toda la extensión de la palabra.

Como corredores, estamos expuestos a diferentes lesiones, debido a la naturaleza propia de dicho deporte. Cuando corremos sometemos nuestro cuerpo a una enorme carga y estrés mecánico. Los impactos que reciben los músculos y articulaciones de nuestras piernas hacen que desde los recién estrenados hasta los más experimentados corredores se expongan a un gran número de lesiones.

Es muy importante conocer, para aquellos que comienzan con esta actividad y para quienes realizan jornadas de entrenamiento de gran volumen, las posibles lesiones con las que pueden encontrarse.

Lesion3

Lo mejor es buscar un buen médico deportivo o fortalecedores físicos calificados que te ayuden a sanar y fortalecer los músculos necesarios para el deporte que elijas practicar.

Recordemos que carreras, maratones y competencias hay muchas, pero piernas, corazón y espalda, solo tenemos uno!! (o un par), por lo tanto debemos cuidarnos para poder cumplir todos nuestros sueños deportivos y alcanzar todas esas metas que tenemos planeadas.

Cuídense, atiéndanse y antepongan siempre su salud!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s